El papel de la técnica en la conservación y cuidado de la naturaleza.

El papel de la técnica en la conservación y cuidado de la naturaleza.

tecnología y medio ambiente

ResumenLa tecnología digital está cambiando la conservación de la naturaleza de forma cada vez más profunda. Describimos este impacto y su trascendencia a través del concepto de «conservación digital», que, a nuestro juicio, comprende cinco dimensiones fundamentales: datos sobre la naturaleza, datos sobre las personas, integración y análisis de datos, comunicación y experiencia, y gobernanza participativa. Al examinar la innovación digital en la conservación de la naturaleza y al abordar cómo puede dirigirse su desarrollo, aplicación y difusión, advertimos contra las exageraciones, las ideas tecnológicas, las buenas noticias y las suposiciones no verificadas. Identificamos la necesidad de una evaluación rigurosa, una consideración más amplia de la exclusión social, marcos de regulación y una mayor conciencia y cooperación multisectorial y multidisciplinar. En el camino, la tecnología digital puede ser reconceptualizada por los conservacionistas de algo que es bueno o malo, a una fuerza de doble cara que necesita orientación.

Datos sobre la naturalezaPosibilidadesLos sensores de alta tecnología producidos en masa y la tecnología relacionada con ellos hacen posible que haya más, mejores, más rápidos y más baratos datos sobre la naturaleza (Van Tamelen 2004; Koh y Wich 2012; Will et al. 2014).Nota 2 Estas tecnologías se implementan de diversas maneras, desde los teléfonos inteligentes equipados con multisensores que llevan los seres humanos y las etiquetas satelitales que llevan los animales, hasta las cámaras trampa, los drones (también llamados vehículos aéreos no tripulados o UAV), los submarinos de alta mar y los satélites espaciales. Ha permitido una vigilancia más frecuente del entorno natural, a una escala espacial mayor, con una resolución más fina en lugares inaccesibles o peligrosos, y a veces ha dado lugar a una detección (casi) en tiempo real (Blumstein et al. 2011; Van der Wal et al. 2015b). Estos avances pueden aportar claros beneficios a la ciencia y la gestión de la conservación (Pettorelli et al. 2014; August et al. 2015). Muchas herramientas también permiten la captura automatizada de datos: una vez activadas, no requieren ninguna o mínima intervención humana posterior (Waddle et al. 2003; Wagtendonk y De Jeu 2007). Algunos ejemplos pioneros son los robots biomiméticos como iTuna

ensayo sobre tecnología y medio ambiente

Una de las principales competencias de TNC es nuestra ciencia de primer orden. Investigamos los problemas, ponemos a prueba las posibles soluciones y luego trabajamos para ampliar esas soluciones donde mejor se aplican en los más de 70 países en los que estamos presentes.

Nuestra ciencia es sólida y construimos soluciones eficaces. Pero nuestra teoría del cambio no está funcionando como debería: no estamos siguiendo la aceleración de los problemas que intentamos resolver.

Los datos por sí solos no solucionan los problemas, sino que deben ser analizados y aplicados para convertirse en algo factible. Existe la oportunidad de analizar todos estos datos mucho más rápido si aprovechamos la tecnología para automatizar estos procesos.  Las empresas bancarias y de control de la identidad han aprovechado la IA y el ML para detectar el fraude a partir de flujos de datos en tiempo real. Podemos aplicar tecnologías similares para detectar señales anormales en los datos relacionados con la conservación. Por ejemplo, el análisis de un flujo de señales de audio procedentes de una red de biosensores en un gran bosque tiene el potencial de detectar la invasión humana, la caza furtiva y los cambios de comportamiento de los animales.

ventajas e inconvenientes de la tecnología en el medio ambiente

ResumenLa investigación y la práctica ecológicas son fundamentales para comprender y orientar unas relaciones más positivas entre las personas y los ecosistemas. Sin embargo, la ecología como disciplina y la diversidad de quienes se autodenominan ecologistas también han sido moldeadas y frenadas por enfoques occidentales, a menudo excluyentes, de conocer y hacer ecología. Para superar estas limitaciones históricas y hacer que la ecología incluya a los diversos pueblos que habitan los variados ecosistemas de la Tierra, los ecólogos deben ampliar sus conocimientos, tanto en la teoría como en la práctica, para incorporar diversas perspectivas, enfoques e interpretaciones desde, con y dentro del entorno natural y a través de los sistemas globales. Esbozamos cinco cambios que podrían ayudar a transformar la práctica académica de la ecología: descolonizar la mente; conocer las historias; descolonizar el acceso; descolonizar la experiencia; y practicar la ecología ética en equipos inclusivos. Desafiamos a la disciplina a ser más inclusiva, creativa y ética en un momento en el que los peligros del pensamiento atrincherado nunca han sido más claros.

el uso de la tecnología en la conservación de la vida silvestre

Por Matt Wilson, Senior Insights Manager de la GSMA – Los bosques, los humedales, los ríos, los océanos, la fauna terrestre, las especies marinas y otros recursos naturales del mundo están cediendo ante la presión de las demandas humanas y los efectos del cambio climático. Si no se controlan o se gestionan mal, estas amenazas pueden socavar gravemente los beneficios, o servicios de los ecosistemas, que generan nuestros recursos naturales y de los que depende nuestra propia supervivencia.

En este sentido, la tecnología digital está ayudando a marcar la diferencia en la forma en que los gobiernos, las comunidades y las empresas dirigen la gestión de los recursos naturales (NRM). Las soluciones digitales, cuando se desarrollan y aplican de forma personalizable y escalable, pueden mejorar la calidad y la eficiencia de la recogida de datos, capacitar a las comunidades locales y globales para que se impliquen en los esfuerzos de conservación y ayudar a la toma de decisiones en tiempo real. Esta afirmación se basa en la nueva investigación sobre paisajismo que figura en nuestro informe «Dividendos digitales en la gestión de los recursos naturales».

El uso de herramientas como los dispositivos móviles, los satélites, el Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA) en la GRN es todavía incipiente. Sin embargo, en la última década ha surgido un creciente conjunto de pruebas que demuestran cómo estas tecnologías pueden aportar mejoras incrementales, y a veces transformadoras, a la forma en que las organizaciones luchan contra el cambio climático, reducen la pérdida de biodiversidad y optimizan la contribución de la naturaleza a los medios de vida resilientes.